Un mensaje para tu corazón de Niamh Greene

 Mensaje corazon BAJANiamh_Greene-web

Cómo perder un teléfono puede llegar a cambiar una vida.

El ritmo de vida Frankie Rowley es tan acelerado que no tiene tiempo para pensar en el destino, ni en sermones relacionados con el azar o las casualidades, pero cuando pierde su móvil y empieza a recibir extraños mensajes en el teléfono de sustitución con el que se hizo, no puede por más que pararse a considerar lo que está ocurriendo… Frankie acaba de despedirse de la agencia literaria en la que trabajaba para establecerse por su cuenta. Sin embargo, los autores que le prometieron fidelidad no cumplieron con su palabra y ahora se encuentra con una única clienta bastante inquieta por dar a conocer su último libro. Además, la situación económica pesa demasiado y las deudas por pagar se van acumulando, así que para que la agencia Rowley siga funcionando su propietaria deberá tomar medidas drásticas, y en breve.

«Por mucho que haya conseguido en mi trabajo, por muy alto que llegue o por duro que luche, lo único que le interesa a mi familia es mi vida amorosa. Como si lo que me definiera como mujer solo pudiera ser un hombre. No valoran lo que logro en el trabajo. No creo que les importara lo más mínimo si publicara el próximo libro de J. K. Rowling, o si me nombraran agente literaria del año. Parece que lo único que quieren es verme bien casada y con niños.»

Aunque durante esos días procura tomarlo todo con talante y ánimo, las circunstancias en su entorno tampoco contribuyen demasiado: su familia, y en concreto su madre, parecen querer volver loca a Frankie con una celebración de aniversario que no termina de organizarse a su gusto; su relación con Gary, un importante editor recién separado, no podría calificarse de idílica; la pequeña oficina se convierte en tremendo caos en manos de Helen, una asistente realmente desastrosa impuesta por la única autora de la agencia; el casero no deja de presionar ante los impagos del alquiler… No es de extrañar que Frankie se aferre al iPhone como único vínculo coherente con la realidad de una ciudad, Dublín, que no espera a los rezagados.

«Mientras doy un sorbo al café, echo un vistazo al reloj. Ni rastro de Helen —la Peor Asistente Personal de Irlanda— porque, por supuesto, llega tarde. Helen no es mala persona, pero es una asistente pésima. De esas que pierden manuscritos únicos, que olvidan darte mensajes importantes, que estropean reuniones, que se pintan las uñas en su mesa, que nunca me hacen café…»

Cuando Gary le propone viajar a San Francisco para intentar hacerse cargo de la representación de Ian Carwright, un autor ermitaño y malencarado pero muy reconocido, Frankie se plantea que quizá esa sea la solución a todos sus problemas económicos y profesionales. Pero durante el interminable vuelo ocurrirán dos incidentes que ensombrecerán sus renovadas ilusiones: por un lado conoce a Rosie, una oronda y locuaz americana que no parece conocer el silencio, y pretende hacerse su amiga a toda costa; y por otro, pierde su inseparable y apreciado móvil. El mundo se derrumba a su alrededor. Rápidamente se hace con un aparato de sustitución, y es entonces cuando comienza a recibir aquellos extraños, tristes y arrebatados mensajes de texto. Escritos claramente dirigidos, no a ella, sino a la antigua propietaria de su nuevo número de teléfono.

«Me pongo en pie de un salto. Tengo que volver al avión. Tengo que regresar a buscarlo. No puedo estar en una ciudad desconocida sin teléfono, sin contactos… El cerebro se me dispara y las piernas casi me fallan al pensar en todas las consecuencias. No puedo hacer nada sin mi teléfono. Lo necesito para todo. ¡Necesito recuperarlo!»

Aimee, ese es el nombre de la desconocida mujer a la que realmente van destinados aquellos mensajes embriagados de nostalgia, amor y añoranza. Aunque al principio le provocan cierto malestar, Frankie no puede reprimir cierta curiosidad malsana que ahora viene alentada por las buenas vibraciones que siente su nueva amiga Rosie. Los posteriores malentendidos y la necesaria inspiración de Ian, quien encuentra en ese suceso la historia por contar que llevaba tanto tiempo esperando, terminarán por empujar a la agente literaria a contactar directamente con John Bonner, misterioso remitente de los correos. Será cuestión de tiempo que Frankie acabe conociendo a la familia de Aimee, entrando en su mundo, compartiendo momentos y, finalmente, comprendiendo la razón de esos cariñosos e impulsivos mensajes.

«El teléfono de alquiler emite un zumbido y lo cojo. Podría ser Helen, quizás haya noticias de Ian: «En Coit Tower. Te echo tanto de menos que me duele. Siento que se me rompe el corazón en pedazos». ¿Coit Tower? ¿Dónde narices está Coit Tower? ¿Al norte? ¿Por qué me envía Helen un mensaje sobre una torre? Ya se le ha ido otra vez la pinza. Dios, no sirve para nada.»

El poder de los mensajes de texto…

Una divertida y emotiva novela sobre el destino y el amor.

Del amor y de la unión que Niamh Greene hace entre humor y azar, surge una novela enternecedora y divertida, que hará disfrutar al lector ávido de historias reconfortantes y vitales, de relatos que anclados en la vida real, le permitan alejarse de la rutina y de la carga negativa asociada a estos tiempos de recesión y crisis. Una impensada aventura, que a fuerza de palabras ilusionantes y sonrisas cómplices, reaviva la perdida confianza en las personas, en su capacidad de amar y en las buenas intenciones… Porque cuando uno menos lo espera, un giro equivocado del destino puede cambiarle la vida, obligarle a reinventarse, o incluso llevarle a protagonizar el más bello romance.

«—Perdona, ¿eres Francesca?
Una sombra cae sobre mi mesita y levanto la vista. Al lado tengo a un hombre alto, con una marcada nariz romana, ojos negros profundos y la piel aceitunada, con el rostro tenso y muy serio. Es de hombros anchos, tiene aspecto de italiano, lleva una camiseta gris con el logo de la Universidad de Berkeley y unos vaqueros gastados; el cabello, ondulado, negro y espeso, le llega hasta la nuca. No parece muy simpático, pero tampoco un asesino en serie.»

Narrada en primera persona, Frankie comparte con el lector todas sus reflexiones, tanto las más profundas como las relativamente triviales. Pensamientos que evidencian no solo el carácter abierto, sarcástico, gentil y tremendamente divertido de la protagonista, sino también su marcada inteligencia y una absoluta disposición para el amor y la comprensión. Los diálogos se hacen entonces naturales e ingeniosos, complementando a la perfección una trama donde el destino, quizás en su faceta más inapelable, parece escribirse a través de mensajes de texto.

«—Yo prefiero el papel de toda la vida —reconoció, con la mirada fija en mis ojos—. Me gusta sentir el tacto de las páginas en los dedos, la calidez de las palabras contra la piel. Leer es un… placer sensual. ¿Cómo puede compararse eso con una pantalla digital?»

Uno de los grandes habilidades de la autora es la de dibujar personajes cercanos y creíbles, que incluso en sus rasgos más extremos, consiguen empatizar con el lector. El hecho de enmarcarlos en una comedia donde se plantean problemáticas más o menos habituales y con las que cualquiera podría sentirse identificado, añade veracidad a esos posibles juegos del destino que pueden trocar una vida. Greene se vale de un ritmo ágil y una escritura sencilla, verdaderamente eficiente, para llevarnos a un viaje que no siempre tiene retorno, el de las emociones. El lector no querrá interrumpir la lectura ni aun en los momentos de más atribulado desasosiego, que también los hay.

«Rompo la galletita y saco el papelito enrollado.
—«Escucha a tu corazón» —leo.
—«Escucha a tu corazón»… —repite Rosie, quitándome el papelito de las manos. Frunce los párpados, repasando mentalmente esas palabras—. Desde luego es muy abstracto. ¿Qué significará?»

Mención destacada para la ciudad de San Francisco, otro importante personaje que no tiene voz pero que acompaña los pasos de la protagonista en su descubrimiento del amor verdadero. Las descripciones que la autora hace del Golden Gate, Sausalito, Alcatraz, el ferri, las casas-barco, los diferentes edificios, barrios o restaurantes terminan configurando una atmósfera tan atractiva y envolvente, que permite al lector, en un alarde de imaginación, llegar a sentarse en uno de sus bares y tomar una copa de vino contemplando la bahía.

«De pronto recuerdo que tengo que llamar a mi madre y preguntarle cómo van los preparativos, ver si ha solucionado lo de los músicos y si, finalmente, los del cáterin se han matado unos a otros. Seguro que es todo un drama, y a mis hermanos les vendrá bien encontrarse en pleno jaleo. Tal vez cuando vuelva me tengan un poco más de consideración.»

Han dicho de su obra:

«Muy divertida.»
Heat

«Te vas a reír de principio a fin.»
RTE Guide

«Niamh Greene es brillante. Su perverso sentido del humor ya se hizo patente en su primera novela Diario secreto de una esposa demente, enorme éxito de ventas.»
Irish Independent

«Una comedia que es la fiesta perfecta de la lectura.»
Woman’s Way

«Esta autora es capaz de ser muy, muy divertida.»
Sunday Independent

«Historia brillante. Seguro que te verás afectado por la intensidad de la misma.»
Novelicious

«Durante su lectura estarás riendo todo el rato.»
Woman

La autora

Niamh Greene vive en el condado de Kilkenny, Irlanda, con su esposo, dos hijos y varios perros. Ha perdido su teléfono tantas veces que ya no lleva la cuenta. Un mensaje para tu corazón es su quinta novela y la primera que se publica en español. Coco’s Secret, Letters to a Love Rat, o Confessions of a Demented Housewife (2008) son otros de sus trabajos.

Siempre escribió relatos cortos, pero fue solo cuando sus hijos comenzaron a ir a la escuela, que encontró el tiempo suficiente para escribir con más dedicación, aunque nunca imaginó que tuviese la suerte de que sus textos llegasen a publicarse. Cuando terminó su primer libro, y aún sin revisar, se armó de valor y mandó el manuscrito a varias editoriales. Pocos meses después recibió su primera oferta de contrato por parte de una editorial importante; estaba tan emocionada que sus gritos de entusiasmo casi ensordecen al editor. Desde entonces hasta hoy cada libro publicado se ha convertido en un gran éxito de ventas.

1 Comment to “Un mensaje para tu corazón de Niamh Greene”

Comentar

Mensaje


Hit Counter provided by short sale specialist
[ + ]