Resena

El lago

Banana Yoshimoto

Resumen

Traducido del japonés por Lourdes Porta...

15 de Diciembre de 2013

Chihiro y Nakajima cruzan las miradas desde sus habitaciones a ambos lados de la misma calle. Poco a poco comienzan a conversar de forma dubitativa, con grandes silencios pero pronto llegan  las sonrisas, los gestos amables. Encuentran el uno en el otro una débil luz que ilumine sus tinieblas. Chihiro acaba de perder a su madre y el desapego con la relación que mantiene con su padre la hace volcarse en su incipiente trabajo de pintora mural. Nakajima es un hombre discreto, honesto y sumamente inteligente pero del que Chihiro descubrirá que vive  atormentado por una experiencia traumática desconocida. El ritmo de su relación va creciendo hasta que Nakajima decide viajar a un lago para encontrarse con unos antiguos amigos. Su amiga está invitada, de hecho es la fuerza para que él pueda enfrentarse a su pasado. Con este argumento Yashimoto ha creado una novela ondulante, sensual, casi hipnotica. El lector se sentirá cómodo entre sus páginas aunque la leve intriga le mantenga despierto. Con un tono aparentemente sombrío la autora nipona transmite unos instantes de verdadera felicidad y esperanza. Es posible superar el pasado y es más que posible junto con alguien que ha sufrido algo parecido. La premisa de que todo compartido es mejor está presente en esta obra. Banana Yoshimoto tiñe de tonos medios la vida de sus personajes, casi siempre jóvenes de veinte o treinta años inmaduros, cuyo porvenir está todavía por decidir y que se ven sometidos a los vaivenes tanto cotidianos como especiales con un determinismo peculiar. El lago está considerada la obra más impactante de Banana Yoshimoto. Pero, al mismo tiempo, es también una de sus novelas más conmovedoras, una bella historia de dos amantes que intentan luchar contra los monstruos del pasado, desesperados por encontrar paz y esperanza en el bello paisaje del lago. Por supuesto juzgar la literatura japonesa desde estereotipos occidentales es una locura, pero quien esté habituado a ella -Murakami, Ogawa o la misma Yashimoto- disfrutará de El lago, una novela que va más allá de los sentidos

Comentarios

¿Dónde quieres guardar este libro?