Resena

Reseña

Anochece en los parques

Angela Armero

Por peperguez
  • 290
  • 0

Anochece en los parques

Angela Armero

Resumen

Anochece en los parques de Ángela Armero es la novela ganadora del Premio Jaén de Narrativa Juvenil 2016. ...

20 de Diciembre de 2016

Ángela Armero divide su tiempo entre su trabajo de guionista de cine, teatro y series de televisión, profesora de cursos de escritura creativa en el Hotel Kafka, en el Ecam y otras universidades, y la redacción de novelas. Hasta ahora, casi todos sus libros han ido dirigidos al público adolescente, "Anochece en los parque"cuando comenzó a escribirla no sabía con seguridad quién sería su público. Aunque su lectura va dirigida a los jóvenes, cualquier adulto se puede sentir emocionado y representado por la historia que narra. En la entrevista nos muestra muchos de los secretos del libro. El resto, los tendrá que descubrir el lector con la lectura del mismo.

¿Para entusiasmar a un lector tiene que estar entusiasmado el escritor con la historia?
-Desde luego es una cadena. La literatura es una ocupación tan excéntrica estos días que estoy segura de que si no me hubiera obsesionado (la obsesión es el reverso más urgente y siniestro del entusiasmo) con la idea de contar una historia de amor entre una chica con problemas y un joven vagabundo no habría ninguna novela para entusiasmar a nadie. Por lo tanto, sí. Y al publicar, solo cabe esperar que ese entusiasmo, como la energía, se transmita a los lectores y las lectoras.

¿Cómo consigues transmitir ese entusiasmo tanto en las partes alegres como en los episodios tristes?
Gracias. Como lectora busco una experiencia completa en los libros, y cuando escribo persigo lo mismo. Cuando escribo quiero conocer nuevos mundos, si estoy en Madrid, quiero que quien lo lea vea Madrid, y si los personajes están en Praga, lo mismo.
Quiero adentrarme en la mente de los personajes, en lo que sienten, en lo que piensan, en el aire que les envuelve, y quiero seguir sus pasos y ver la vida a través de sus ojos. Lo que percibes como entusiasmo (y yo me alegro mucho de que así sea) es una forma de viajar a sus vivencias, lo suficientemente exhaustiva y visceral como para que quien lo lea lo viva con emoción. Si en una novela no hay emoción, para mí no merece la pena.

¿La estructura dividida en dos voces tal como hiciste en Oliver y Max permite que los lectores empaticen mejor con uno u otro personaje?
Sí, desde luego. Quería viajar a la cabeza de una chica enamorada de la edad de Laura, con el añadido de sus problemas; y hacer lo mismo con Alexei. De alguna manera he viajado a mis 17 años, y he recordado cómo se vive la historia de primera amor: con desmesura y a tumba abierta, cómo se experimentaba la mayor felicidad y la mayor desdicha a veces en el mismo día, o la misma hora. Me gusta meterme en la subjetividad de los dos personajes, por llegar a conocer bien a ambos, especialmente porque los dos se mienten, con la esperanza de cautivar al otro, como hacen tantas personas que se enamoran.

Por otro lado, me gusta jugar con los relatos complementarios, porque los dos relatos no son lineales y tienen algunos hechos compartidos y otros exclusivos de cada narración. Ese juego de puntos de vista creo que le da más profundidad al relato.

¿Eso convierte a ambas en crossover tanto en temática como en personajes: en la primera el lector se puede meter en el papel del hijo o del padre y aquí en el de la chica Laura o el chico Alexéi?
Cada lector se aproxima de una manera a la novela y la reacción varía mucho, pero no ya de la edad sino de la persona. Igual que me sucedió con Oliver y Max, hay quienes se identifican con Laura, y otros que se alinean más con Alexei. Por qué se sienten más cercanos a uno que a otro personaje para mí es un misterio y es bueno que sea así.

Respecto a la temática, sí son plenamente crossover. Por supuesto la categoría juvenil encaja muy bien con la novela, pero muchos adultos que la han leído piensan que bien podría ser una novela para ellos. Yo he seguido a dos personajes jóvenes y he contado una historia sobre el amor, sobre el dolor y sobre la superación de una realidad adversa. Creo que el lenguaje es adecuado tanto para jóvenes como para adultos y que los temas de "Anochece en los parques" son universales.

Combinas temas universales como el amor o el desamor y la literatura con otros actuales como el acoso ¿Es esa mezcla parte del éxito entre los lectores jóvenes?
No sigo una fórmula del éxito, si la hubiera todos los escritores tendríamos la plantilla secreta guardada bajo siete llaves como la fórmula de la Coca Cola. Escribo historias que me interesan, aunque por supuesto intento que sean historias de su tiempo, que reflejen la actualidad. Por desgracia el bullying y el sinhogarismo son problemas con los que nos encontramos a diario. La única forma con la que intento atraer a los jóvenes es revivir la intensidad de esas edades a través de mis recuerdos y de la imaginación, es decir, contarles la verdad, o algo basado en la verdad.
 

¿Qué parte de ti y de tus lecturas juveniles hay en el libro?
Mucho. Todos los libros de los que ellos hablan son importantes para mí. Podrían ser esos o muchos otros, pero precisamente otro tema de la novela es la literatura como refugio. También quería hacer un modesto homenaje a los libros que te convierten en la adolescencia o en la infancia en el lector o la lectora que vas a ser el día de mañana. También, como los primeros amores, se viven con mucha intensidad.  

Si fueras librera ¿Cómo se lo venderías a una chica? Y ¿a un chico?
Se lo vendería de la misma forma a los dos; como una historia de amor entre una chica con problemas y un joven mendigo, que creo que es bastante original. También les diría que es emocionante y que engancha  (me daría apuro hablar así a alguien de mi propia novela, pero como soy librera, pues me pongo en el personaje).

¿Cuál sería el mensaje que te gustaría que le quedara a un adulto que lo leyera?
Me gustaría que cualquier persona que lo leyera pensara que nuestro destino lo escogemos nosotros.

Comentarios

¿Dónde quieres guardar este libro?